Please wait...



CÁNCER UROLÓGICO


El carcinoma de células renales constituye cerca de  el 2.5% de los de cánceres de adultos. Ocurre por lo común en la quinta a sexta década de la vida y tiene  una proporción hombre: mujer de 2:1. La frecuencia es más alta en la raza negra que en hispanos y orientales. Cada año 30000 nuevos casos se reportan en EEUU y se lo asocia con 12.000 muertes. La frecuencia aumenta en ciudades mas urbanizadas.

Se ha demostrado dos variantes de cáncer de renal de tipo hereditario. Una es La enfermedad de Von Hippel- Lindau es un síndrome de Cáncer familiar en el que los individuos afectados tienen una predisposición a desarrollar tumores en diversos órganos.

Hemangioblastoma cerebeloso, angiomas retinianos y CCR claras bilateral. La otra variante es el carcinoma renal papilar hereditario. Se caracteriza por una predisposición a desarrollar tumores renales bilaterales múltiples con aspecto histológico papilar.

La Causa del adenocarcinoma renal no se conoce. Se asocia a algunos factores de riesgo:

  • Tratamiento con diálisis
  • ntecedentes familiares de la enfermedad
  • Genética
  • Tabaquismo

Enfermedad de von Hippel-Lindau

Los síntomas asociados pueden ser locales y generales, estos pueden ser diversos o sencillamente no dar síntomas hasta etapas avanzadas, los síntomas más frecuentes son:

  • Dolor abdominal
  • Color anormal de la orina (oscura, café o herrumbrosa)
  • Dolor de espalda
  • Sangre en la orina o cambio en la coloración  de orina.  60% de los pacientes.
  • Aspecto demacrado, delgado y desnutrido
  • Agrandamiento de un testículo
    Dolor de costado 40% de los pacientes.
  • Inflamación o agrandamiento del abdomen
  • Pérdida de peso de más del 5% del peso corporal.
  • a triada de síntomas es: sangre en orina, dolor en flanco y masa palpable. Esta es frecuente en solo 10 a 15% de los pacientes.

Los síntomas en etapas avanzadas o metastasica son:

  • Dificultad para respirar y tos, convulsiones, dolor de cabeza, dolor de huesos. Esto por metástasis o siembras en: pulmón, cerebro, huesos. Estos signos constituyen al diagnostico en un 30%.

Los síndromes paraneoplasicos son manifestaciones de síntomas y signos secundarios al tumor renal. Estos son:

  • Eritrocitosis  3- 10%, Hipercalcemia 20%, hipertensión 40%, síndrome de staufer 3-20% esto es disfunción hepática en ausencia de metástasis.

Otros síntomas que pueden ocurrir con esta enfermedad:

  • Estreñimiento
  • Intolerancia al frío
  • Crecimiento de vello excesivo en las mujeres
  • Palidez
  • Anomalías en la visión

Signos y exámenes

La palpación del abdomen puede mostrar una masa a nivel  del riñon o el agrandamiento de un órgano, especialmente del riñón o el hígado. Los hombres pueden presentar un varicocele en los testículos. (Un varicocele que está sólo en el lado derecho es especialmente sospechoso).
Los exámenes abarcan:

  • Conteo sanguíneo completo (CSC)
  • Pielografía intravenosa
  • Radiografía de los riñones
  • Pruebas de función hepática
  • Arteriografía renal
  • Calcio sérico
  • Glutamato piruvato transaminasa en suero (también llamada ALT) y fosfatasa alcalina
  • Ecografía del abdomen y los riñones
  • Citología urinaria
  • Examen de orina

Se deben  realizar las siguientes pruebas para saber si el cáncer se ha diseminado:

  • Tomografía computarizada del abdomen
  • Imágenes por resonancia magnética (IRM) del abdomen
  • Gammagrafía ósea
  • Radiografía de tórax

Tratamiento

El Tratamiento ideal es la nefrectomía total o parcial en casos muy selectos. Algunas tipos de cáncer renal cuyo origen neoplásico proviene de la pelvis renal el tratamiento incluirá uréter y el sitio de inserción de este en la vejiga. Así como la resección de ganglios en tejidos circundantes.

La radioterapia y quimioterapia no es efectiva en el cáncer renal. Actualmente el uso de nuevos medicamentos como el Sorafenib, sunitinib, temsirolimus, bevacizumab tienen efectos alentadores en el cáncer prostático avanzado.

La inmunoterapia con interferones e interleucinas tienen un respuesta de un 12% en promedio por lo que forma parte de el tratamiento en estos pacientes.

La curabilidad va a estar determinada por la resección completa  del tumor y el seguimiento.

Copyright Dr. José Luis Canto Pérez 2018. All rights reserved.